Hay diferentes tamaños de copa, de tallo alto y corto, de balones anchos y estrechos, no importa qué tamaño sea, la medida hasta donde servir el vino es la misma. No creas que porque tiene bastante espacio puedes llenar toda la copa. Cuando te sirvas el vino (blanco, rosado y tinto) hazlo hasta donde la copa comienza a ser más ancha, a uno o dos…