Burdeos es la región más poderosa, la más grande Apelación de Origen Controlada (AOC) y con mayor éxito comercial gracias a su puerto marítimo. Su territorio es bien grande, aproximadamente 117,514 hectáreas de viñedos, con 14,000 productores de vino y unos 400 comerciantes.

Es una de las regiones de vino con más de 60 apelaciones diferentes. Se encuentra entre tres importantes ríos: el estuario de la Gironda más dos largos ríos: el Dordoña y el Garona. La ciudad está a una hora de camino del Atlántico, por eso es una región de clima marítimo, con días templados, cálidos y mucha lluvia aún en los días más secos.

Bordeaux viene de «au bord de l’eau» que significa: al borde del agua. La ciudad se encuentra dentro de la región francesa de Aquitania y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los vinos son complejos con capacidad de envejecimiento, y el reto está en comprender la región y sus vinos.

Por ley un vino tinto se debe elaborar con una o más de seis variedades de uvas rojas: Merlot, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Petit Verdot, Carmenére y Malbec. Siendo las primeras tres las principales en las mezclas.

Si solo menciona Bordeaux en la etiqueta su mezcla es Merlot con Cabernet Sauvignon; y en las regiones Médoc y Haut-Médoc es la Cabernet Sauvignon la que predomina en la mezcla, y se acompaña con la Merlot. Mientras que las regiones Saint-Émilion y Pomerol predomina en la mezcla la Merlot y se acompaña con Caberent Franc.

Para producir vinos blancos hay siete variedades de uva permitidas, pero son tres las más importantes: Sémillon, Sauvignon Blanc y Muscadelle. Los blancos que sólo mencionan Bordeaux en la etiqueta su mezcla es con Sémillon y Sauvignon Blanc. Solo se producen vinos blancos en las regiones de Graves, Sauternes y Barsác.

A continuación te dejo un par de propuestas de vinos para comenzar tu viaje de Burdeos en tu copa de vino.

Los vinos Raymond Huet Bordeaux, tanto tinto como blanco, son vinos jóvenes, con poco envejecimiento en madera, bastante frutales, con acidez pronunciada y son ideales para consumo diario.

Los vinos Thomas Barton son vinos que provienen de una apelación de origen más específica, como Graves y Médoc. El Thomas Barton Graves Blanc es un vino blanco cítrico, mineral y con notas a frutas tropicales. El Thomas Barton Médoc es un vino tinto con características frutales rojas como ciruela y cereza, aromas a violetas con taninos sedosos potentes.