Hoy estando en casa probablemente tenemos más curiosidad del mundo del vino. Algunos se han inscrito a clases o catas virtuales, acompañan sus comidas con una copa de vino, y estoy segura que todos quieren seguir aprendiendo, pero sabemos que es un tema tan amplio que nunca dejamos de aprender, se los digo yo con catorce años ya en esta industria.

La recomendación es degustar cuántos vinos diferentes les sea posible, es la única manera de conocer cuáles nos gustan y cuáles no. Te sugiero degustes vinos de diferentes regiones, te atrevas a nuevas variedades de uva, y sobre todo mente abierta a bodegas o casas de vinos que no acostumbras.

No es necesario ser un experto para tomar vinos en casa, la experiencia se gana con la práctica, por eso te comparto un par de consideraciones que te pueden ayudar a mejorar la experiencia de degustarlos en la comodidad de tu casa.

Cuando descorchas la botella de vino analizar el corcho es importante, porque puedes ver si el corcho está reseco o húmedo. Y eso dice mucho de cómo fue guardado.

Los corchos que están manchados de la parte interna en la botella nos indican que estuvieron en contacto con el vino y que su guarda fue la ideal, de forma horizontal, esto ayuda a que no se reseque y no se nos quiebre cuando la abrimos.

La mayoría de los vinos que traen corcho natural probablemente fueron envejecidos en barrica de madera y permite que el vino evolucione en botella, es decir, su acidez se reduce y se vuelve más complejo en aromas y sabores.  

Cuando te sirvas el vino en copa hazlo hasta donde la copa comienza a ser más ancha, a uno o dos dedos debajo de la mitad del ancho de la copa. Esto permite que tengas suficiente espacio para mover el vino en la copa y despertar sus aromas.

Al degustar, bebe despacio y presta atención a tu vino. El vino te contará su historia, te hablará de su lugar de origen, qué técnicas se utilizaron para elaborarlo y sobre todo sus características en sus aromas y sabores.

Mientras degustes tu vino tapa de nuevo la botella con el corcho, la tapa rosca o con un tapón para botella decorativo, esto ayudará a que no se te oxide tan rápido.

El éxito de sentirnos bien el día siguiente es mantenernos hidratados, por cada copa de vino que degustes, hay que tomar un vaso de agua. El estar en casa no nos impide de hacer un consumo responsable.

Es muy importante también que acompañes los vinos con comida, son complementarios, saca tu chef que llevas dentro y sumérgete en maridajes que eleven la experiencia con tus vinos en casa.

Te invito a que leas los artículos anteriores en los que comparto más consejos sobre la cristalería y los accesorios para vinos e incluso cómo comprar vinos a domicilio.