Planificar un evento involucra muchos detalles, más si es una boda. Y una boda, tú boda, es el evento donde quieres que todo salga perfecto.

Una de las mayores inquietudes que se tienen para una boda es cuánto licor y vino se debe comprar, pues no quieres que a mitad de la fiesta se te acabe.

A continuación te detallo un par de consejos que te pueden ayudar a tener lo necesario.

  1. Establece un presupuesto. Esto te ayudará a tener un objetivo claro y no gastar más de lo que debes.
  2. Debes conocer a tus invitados. Puedes hacer una lista de las bebidas que la mayoría toman, así tienes una idea de las categorías de bebida en la que debes enfocar tu compra. Esto te permitirá también identificar si tienes un público que consume un poco más de lo normal y considerarlo en tu presupuesto.
  3. Clasifica a tus invitados por rango de edad. Te darás cuenta cuántos son los que van a consumir bebidas alcohólicas. El rango de edad sería entre 18 y 65 años de edad, siendo los de 18 a 50 años los que más consumen.
  4. El lugar dónde se llevará a cabo tu fiesta influye en el tipo de bebidas y cantidad. Si es al aire libre bajo un clima cálido lo más seguro es que habrá un mayor consumo. Te convienen bebidas refrescantes como cerveza, cocktails como gin & tonic, sangrías, vinos blancos y rosados, y los espumantes. Si la fiesta es en un clima frío te convienen bebidas más fuertes para agarrar calor como el vino tinto, el whisky y ron.
  5. La hora de la fiesta también influye en el consumo de bebidas. Si comienza durante el día, tu gasto se duplicará porque debes tener suficiente licor y vino hasta la noche.
  6. La regla para calcular es la siguiente: una bebida por persona por hora. Si la fiesta es en clima cálido duplica el cálculo: dos bebidas por persona por hora. De una botella estándar de 750ml de licor obtienes 16 tragos y de una botella de vino de 750ml sirves 5 copas.

Ejemplo para una boda de 100 invitados de 8 horas. Son 800 tragos, es decir, 56 botellas de licor (800/16) y 160 botellas de vino (800/5). Para el brindis puedes estirar la botella de espumante y sacar hasta 10 copas sirviendo a la mitad de la copa (necesitarías para este ejemplo 10 botellas mínimo).

Recuerda que no todos los invitados van a tomar de todos los licores en toda la noche. Lo que te recomiendo es sacar un porcentaje por categoría de licor para decidir tu compra. Te ordeno las categorías según importancia de consumo: espumante para el brindis, vino 25%, whisky 25%, cerveza 15%, ron 15% y el otro 10% en vodka, tequila y cocteles preparados. Estos porcentajes pueden variar según tus preferencias y la de tus invitados.

Un detalle bonito para tu fiesta es tener un programa de bebidas. Puedes comenzar con un cóctel de bienvenida, luego la copa de espumante para el brindis, se abre el bar con tus licores seleccionados, la cena la acompañas con los vinos, y posterior a la cena una estación de shots de cocteles preparados para hacer que la gente baile mucho más.

Los vinos ideales para tu boda deben ser amigables y refrescantes. En vinos blancos busca variedades como el Sauvignon Blanc, Albariño, Verdejo y Pinot Grigio. En los tintos busca un Merlot, un Garnacha o vinos mezclas.

Para el espumante de bienvenida te irá mejor un espumante Demi Sec, el que tiene un poco de dulzor, pero si tus invitados les gustan los espumantes secos busca el espumante Brut. Una Cava te iría bien, es un espumante similar al estilo del Champagne pero de mucho menor precio.

En rangos de precios puedes encontrar vinos de muy buena calidad entre $8 y $15, máximo $20 por botella. Y escoge vinos que no se encuentren en un supermercados, sino etiquetas exclusivas de tiendas especializadas.

Recuerda que lo especial de ese día eres tú y tu pareja, y el amor que se han declarado para toda la vida. Y eso merece la pena celebrarlo y compartirlo con la familia y amigos.