La vendimia es el acto de cortar las uvas maduras para elaborar vino. Le podemos llamar cosecha también. Las uvas están maduras porque el contenido de azúcar es el ideal. Los racimos de uvas se transportan a la bodega donde se iniciará el proceso para convertirlas en vino.

En el año hay dos vendimias dependiendo de los hemisferios. En el hemisferio norte la vendimia se da entre Septiembre y Octubre, zonas como Francia y California; y en el hemisferio sur se da entre Febrero y Abril, como en Argentina y Chile.

La cosecha puede ser manual o puede ser con máquina. Ninguna de las dos es mejor que la otra. El principal factor de calidad del vino siempre es su materia prima, es decir, las uvas. Por lo tanto, cortar a mano o con máquina es decisión de costos. Ya que el corte manual involucra más mano de obra y con la maquinaria abarco más en menos tiempo.

El viñedo tiene un ciclo que dura un año en base a las cuatro estaciones. En los meses de julio a septiembre las uvas comienzan a nacer, todas son color verde y cambian de color a medida van madurando. Las variedades rojas se vuelven moradas y las variedades blancas se vuelven casi doradas. Los azúcares se incrementan y la acidez baja. Los taninos (la astringencia) se desarrollan y los sabores se acumulan. Las condiciones de calor y sol son ideales para esta etapa.

Actualmente estamos en la vendimia del hemisferio norte, de septiembre a octubre. Para esta etapa se debe tener un clima seco, sin lluvias, porque si no puede hinchar las uvas y esto provoca que se diluyan sus jugos y puede llevar a la podredumbre (hongos). Es este el momento para cortar los racimos de uvas.

En esta vendimia 2017, Francia e Italia han sufrido mucho por dos factores: las heladas en la primavera y la ola de calor extrema que se dio en junio – julio que le llamaron Lucifer. Estos factores reducen la cosecha, ya que las heladas congelan los frutos y estos pueden morir, inclusive la vid, muchas bodegas trataron de incrementar la temperatura de sus vides con calentadores e incluso con el helicópteros que dispersaran el aire frío. Por otro lado, el calor extremo hace que la fruta madure más pronto, por lo que mucha fruta estaba lista antes del tiempo regular según el calendario del ciclo de la vid.

Por algún lado leí que es en estas situaciones donde se pone a prueba cómo hacer un vino, el poder enfrentar estos inconvenientes para elaborar un excelente vino.

Para mi la vendimia es el momento perfecto para visitar los viñedos porque así te das cuenta del trabajo que lleva producir tu vino favorito. Si vas a viajar y quieres visitar los viñedos con gusto puedo sugerirte algunas bodegas, no dudes en contactarme.

Santé!