Unos meses atrás me encontré con un artículo de la revista Food & Wine que se titula “Are you holding your wine glass the wrong way?” (¿Estás sujetando tu copa de vino de la forma incorrecta?). En este artículo te cuenta tres situaciones raras de sujetar tu copa de vino que se muestran en la televisión.

Yo soy una amante de las películas y sobre todo ahora de las series en Netflix, y desde que estoy metida en este fascinante mundo del vino cada vez que veo en la televisión que agarran la copa de vino incorrectamente me molesta, y no estoy bromeando, los que me conocen saben que este sentimiento es real.

Si se fijan el noventa y nueve por ciento de las copas de vino traen un tallo y una base (o pie de la copa). No menciono el cien por ciento porque desde hace un par de año salieron las copas sin tallos, y ya les voy a sugerir cómo agarrarlas. Entonces, si las copas traen un tallo, usemos el tallo de la copa para agarrarla. Cuando agarramos la copa de vino de la parte del balón o cuerpo de la copa estamos calentando con nuestro calor humano el vino. Recuerden que el vino en nuestro país nos lo debemos tomar a una temperatura fresca por nuestro clima caliente, y si sujetamos de esa manera la copa hacemos subir más rápido la temperatura, más si estamos degustando vino blanco, rosado o el peor de los casos espumante.

Ahora bien, hemos visto esas copas de vino sin tallo. Para algunos me han dicho esas no son copas y para otros creen que le roban el romanticismo al vino. Todos están en lo correcto inclusive los que usan esas copas, yo tengo un set de esas copas porque me parecen divertidas. Entonces lo que sugiero es que cuando degustemos vino en copas sin tallo que sea un vino que no necesite estar muy frío, por ejemplo no vinos blancos, para que cuando agarremos la copa de la base no se caliente muy rápido. Sino también podemos agarrar la copa desde la parte de arriba así no hacemos contacto con el vino. Lo otro que hago también es no servir mucho vino en ese tipo de copas, así si la copa de vino dura mucho tiempo lo último del vino en la copa no te lo tomas caliente. Mejor ir sirviendo poco a poco a la temperatura ideal.

La experiencia es lo que importa al degustar vinos. La compañía con quienes compartimos buenos momentos a través de una botella de vino. Sólo no olvidar de vez en cuando hacer uso del tallo de las copa de vino.

Liv