Este fin de semana me escapé a la playa y no pude elegir el mejor vino para acompañarme.

Llevé un vino blanco de una variedad de uva poco conocida, se llama Verdejo. Esta uva blanca es muy famosa, es de origen española y su producción mayoritaria se da en la denominación de origen Rueda.

Es un vino de cuerpo ligero, con mucha acidez, con un color amarillo transparente, perfecto para tomarlo a medio día en la piscina. Su perfil aromático es bien intenso a frutas cítricas como la lima y la toronja, al mismo tiempo un poco de notas a melón sin faltar la nota herbácea y mineral. Muy refrescante, fresco y vivo.

Definitivamente un vino joven, sin envejecimiento en barricas de madera.

El Flor de Vetus Verdejo 2016 va muy bien sólo como yo lo degusté, como un aperitivo, la ocasión perfecta un día de mucho calor, o cuando estás en la playa o el lago. También es muy ideal para acompañar mariscos, un filete de pescado, un ceviche, o con un carpaccio de pescado también quedaría riquísimo.

Salud!

Liv