Estamos en el Mes del Malbec y el vino de esta semana degustado fue Navarro Correas Ultra, cosecha 2006.
No es un vino 100% Malbec sino un vino ensamblaje, es decir, que lo componen varias uvas, está compuesto por un 52% de Malbec, 30% de Cabernet Sauvignon, y un 18% Merlot.
Lo primero que hice con este vino fue ponerlo a enfriar por un día en mi refrigerador. Esto lo hice porque el vino lo compré en un supermercado donde no ha estado a la temperatura e inclinación correcta. Esto va a permitir que el vino se acomodé nuevamente y se relaje.
Como son 10 años en botella debemos tratarlo con más delicadeza para que exprese lo que ha estado atrapado todo este tiempo.
Con este tipo de vinos hay que ser pacientes y delicados a la hora de sacar el corcho. Me costó sacar el corcho porque después de tanto tiempo el corcho llega a secarse más si este no ha tenido contacto con el vino, y es por eso este tipo de vinos de guarda deben estar acostados para que no suceda. Así que con delicadeza y un poco de fuerza logré retirarlo sin quebrarlo.
Dejé respirar el vino por casi 45 minutos para que también subiera su temperatura, estaba demasiado frío. Luego serví la primera copa y dejé que aireara media hora más. Es bastante tiempo, pero si uno va a degustar un vino demasiado frío solo se sentirá alcohol y no disfrutaremos ninguna de las características para las que fue hecho.
Para degustar un vino se debe hacer a una temperatura no tan fría para poder disfrutar sus características, sino sólo sentiremos alcohol.
De un color morado intenso casi negro. Los primeros aromas a ciruela y moras gracias al Malbec y en segundo plano aromas ahumados por los 18 meses en barrica que pasó el vino. En boca una astringencia media alta pero al mismo tiempo sedoso, con un final largo a pimienta.
Es es un vino para comer, no para tomar solo sin comida, especialmente va con carnes rojas asadas condimentadas con especias complejas y fuertes como la pimienta negra.
Para este tipo de vinos tintos de bastante cuerpo la copa ideal es usar una de vino tinto de tallo bastante alto y que la copa sea bastante amplia para arriba no para los lados, esto va a permitir que el vino se desarrolle mejor en la copa. En mi caso, utilicé una copa Riedel especialmente para Cabernet Sauvignon.
Con este vino he comprobado una vez más que la espera siempre vale la pena para los grandes vinos, y siempre hay un momento para disfrutarlos.
Esta cosecha 2006 obtuvo 95 puntos por el crítico Robert Parker.

Puedes encontrar Navarro Correas Ultra en Drinkit The Premium Wine Shop en sus dos sucursales La Mascota y en Centro Comercial La Skina. Tel: 2133.0500 & 2228.7101