A finales de Junio, un viernes por la noche, la hermana de una amiga me pidió le dirigiera una cata de vinos en su casa para complementar una cena con su grupo de amigos, eran en total seis parejas incluyendo los anfitriones, no todos expertos en el tema pero sí consumidores de vino. Llegué temprano por supuesto para conocer el ambiente y verificar con tiempo…