Una amante del vino y la comida. Creadora de experiencias y fiel creyente en romper costumbres y crear nuevas tradiciones. Una verdadera luchadora, que busca aprender de sus experiencias.

Mi gran amor: el vino. Lo promuevo dejando atrás los formalismos por medio de catas privadas con un estilo auténtico, espontáneo, personalizado, privado y divertido.

Creo en celebrar la vida y cada uno de sus detalles y que cualquier motivo es bueno para brindar.